08 junio, 2010

CRÓNICA "LA VITORIA" 2010

Señoras y señores, tomen asiento, pónganse cómodos porque la ruta turística comenzará en breves momentos...
Sábado 5 de Junio, 5 y 20 de la mañana, suena el despertador, desayunar fuerte, vestirse de romano y a Mendizorrotza lugar de salida de la XXX Edición de la Prueba Vitoria. Hoy toca "excursión" o lo que es lo mismo, marcha de 250 kms. sin chip y con el único objetivo de acabar lo más entero posible. Salimos con 10 minutos de adelanto, aquí no hay que pasar por ninguna alfombra, la clave ir en grupo para disfrutar del paisaje y la compañía. Rodamos tranquilos hacia Salvatierra, los primeros rayos de sol empiezan a asomar tímidamente a medida que ascendemos la primera cota del día: Opacua. El inicio un pelín más duro que el resto pero hoy subimos muy tranquilos sabedores de lo que nos resta. Bajada con precaución, a estas alturas ya nos han pillado el grupo de los buenos que se dejan caer con garbo dirección a Urbasa, nosotros nos reagrupamos y afrontamos la segunda subida del día: Urbasa. Curvas de herradura, ritmo tranquilo, aprovecho para sacar unas fotillos, coronamos y bajada, esta más peligrosa por el tema del viento y las ruedas de perfil. Me quedo rezagado esperando a un compañero que al final no me pilla y luego me entero que había parado por pinchazo. Llegamos al primer avituallamiento del día, hay que comer y beber bien, es una de las claves de este tipo de marchas de gran fondo. Con el buche lleno continuamos la marcha hasta Etxarri-Aranaz dónde tomamos el desvío hasta el tercer obstáculo del día: Lizarraga. Un puerto tendido y con unas vistas espectaculares, coronamos y bajada hasta Estella dónde vamos a ir dejando poco a poco a Navarra para tomar camino de La Rioja. No sin antes hacer la segunda parada en Abarzuza y tomar un refrigerio. El grupo sigue reunido, entre charleta, fotos y varios llegamos a uno de los "cocos" de la jornada: La subida al Santuario de Aguilar de Codes. Se trata de una subida de varios kilómetros con porcentajes que van desde el 12, pasando por el 16 hasta llegar al 18 % en algún tramo. Aquí me adelanto un poco, emocionado por el repecho y decido esperar abajo. Me tomo la bajada con calma y, más, después de ver como los servicios médicos atienden a un compañero que ha sufrido un percance por culpa de la rotura de un tubular, esperemos que se recupere pronto, desde aquí todos nuestros mejores deseos y ánimos. Sigo bajando pensando en lo ocurrido, la verdad, puede ser mala suerte pero la mayoría de las veces es por imprudencia, mira que nos complicamos la vida, hay poco que ganar y mucho que perder, tengamos cuidado por favor. Mientras espero al resto me pongo a charlar con un compañero de Orduña que es veterano de esta marcha, una agradable conversación que nos lleva hasta el comienzo de la siguiente ascensión: El Alto de la Población. Subida sin mayores dificultades donde me vuelvo a reunir con la grupeta. De aquí bajada hasta la zona de viñedos para, después de varios sube y baja, llegar a Laguardia. Por cierto este tramo fue el que más largo se me hizo de toda la marcha, mira que es pestosa esta carretera... En Laguardia aprovechamos para dar buen uso de las viandas que nos ofrece la organización y de las instalaciones municipales dónde acampamos a nuestras anchas y descansamos un rato a la sombra. De aquí partimos al momento clave de la marcha, la subida al Puerto Herrera con 200 kilómetros en las piernas y mucho calor. Hacemos la subida a ritmo tranquilo, charlando un poco y sacando alguna foto mientras vemos que algún compañero va un poco justos de fuerzas, otros suben andando y alguno ha hecho un alto en el camino. Joselito se adelanta unos metros coronando en solitario nosotros llegamos justo después y al rato van llegando en procesión el resto de la grupeta. Arriba un trago, esperar a algún compañero que ya va bastante justo y tirar para abajo por la zona de Peñacerrada para afrontar el último coll del día: Zaldiaran. Puerto recién asfaltado que subimos casi en grupo dónde empezamos a celebrar el final de esta jornada con un sprint de última hora que me deja muy buen sabor de boca. Esperar al resto y dejarnos caer a Vitoria con la inestimable ayuda del motorista David que nos va protegiendo en los cruces. Meta, 250 kms. y muchas horas después, llegamos al punto inicial de partida.
Señoras y señores, ya hemos llegado a nuestro destino, pueden desabrocharse los cinturones, no se olviden ninguna maleta, la excursión ha llegado a su fin, esperemos que hayan disfrutado de esta jornada...
P.D. Algunos compañeros abandonaron, otros lo pasaron un poco mal, todos sufrimos en nuestras posaderas tanto kilómetro pero al final todos, en mayor o menor medida, disfrutamos de una jornada diferente, auténtico cicloturismo del de antes.

2 comentarios:

Josep Galán dijo...

Buenas, me encata tu blog. Soy un chico de 16 años aficionado al cicloturismo. Este verano tenog pensado salir de ruta por mi isla, Mallorca. En mi blog iré escribiendo las crónicas y subiendo fotos de mis excursiones que ya iré haciendo, seguro.

DANDY dijo...

Gracias Josep, ánimo, tienes muchos años por delante para disfrutar de este deporte, nos cvemos en la carretera!!