25 mayo, 2009

CRÓNICA LAGOS 09 BY OSKAR EL PEQUE

Aquí os dejo la crónica de nuestro representante en la edición de este año de la Marcha de Lagos de Covadonga:
"Recogí la bici el viernes a la mañana, con un tuneo bastante importante que le he hecho.Y sin probarla ni nada la metí al coche, vuelta a currar, a casa a comer y a toda pastilla para Cangas. Llegue más o menos a las 20:00 de la noche y parecía que el tiempo iba a acompañar. Fui al hotel camino de Covadonga a dejar los bártulos y la bici y más tarde volví a Cangas a recoger el dorsal, el chip, el maillot y los demás obsequios (creo que en Asturias deben ser más menudos que por aquí por que el mallot XL me queda bastante ajustado).
Tras ver un poco los stands salí del polideportivo y justo me encontré con mi compañero en esta ocasión que llegaba a recoger las cosas.Volvimos a entrar y hablamos un poco del plan para el día siguiente, tratar de coger un buen grupo hasta Llanes y a partir de ahí ir a nuestro ritmo. A los dos nos pareció buena idea y tras la foto de rigor pre-salida nos despedimos hasta el día siguiente, me volví al hotel a cenar y a preparar la ropa, justo cuando entraba a la habitación se dejaron oír los primeros truenos, que anunciaban lo que íbamos a tener el sábado. Levantar temprano abrir la puerta y ¡si! ¡llueve!. Era algo que las predicciones venían anunciando y estaba preparado, no me había hecho 300 y pico kilómetros para quedarme allí viendo llover. A desayunar, ambiente espectacular, ultima revisión a la bici y con ella hasta Cangas. Llegaba temprano y podía colocarme en los primeros lugares en la salida. Esperamos al homenaje a los ciclistas asturianos de los últimos tiempos mojandonos un poquillo y comienza la Clásica. Entre tanto ciclista no coincido con mi compañero, pero teniendo claro que salíamos con la misma idea confió en que nos encontraremos. Se sale a toda pastilla, para mi gusto demasiado rápido, pero en el plan esta la idea de hacer esos primeros km. llanos rápidos para ganar tiempo a la prueba y más o menos a la hora de prueba pillo a mi colega que iba en un grupo por delante mio, llevamos 35 km aproximadamente, le miro, le saludo y comentamos un poco las sensaciones: la mía es que nos hemos pasado forzando para aguantar delante y que lo pagaremos más adelante, la suya también; pero ambos coincidimos en que debíamos intentar seguir el plan (con tanta agua ir comiendo se hace complicado, pero esta visto que es importante). Seguimos dándole zapatilla hasta llegar al avituallamiento (35km/h de media, no va mal) donde aprovechamos y me presenta a su cuñado, que se ha decidido a hacer la prueba con tan solo 200 km de entrenamiento (yo pensaba que eso era imposible). Tras una corta parada iniciamos la subida a la Torneria, bonito puerto, corto, pero duro. Ahí empiezo a notar que las piernas no van tan finas como a mi me gustaría, pero llego arriba casi a la vez que mi compañero y tiramos los dos juntos para abajo. Bajada peligrosa con curvas muy cerradas, pero muy bien avisadas por la organización. Una vez bajado casi sin darnos cuenta ya estamos subiendo el segundo puerto, bastante más flojo y con el segundo avituallamiento en la cima. Paramos a rellenar bidones y comer algo y continuamos para abajo. En la bajada pierdo unos metros con mi compañero que pilla un grupo rápido, pero enseguida a mi me pilla otro buen pelotón y con este grupo cazamos al de mi compañero antes del cruce hacia Lagos, giramos a la izquierda y emprendemos la subida con calma. En esta ocasión mis sensaciones al comienzo son peores que la otra vez que subí, tengo las piernas bastante más cansadas, tal vez sea por la lluvia o por el exceso del principio, de todos modos no he llegado hasta ahí para pararme, meto el treinta y para arriba "tiki-taka", me va pasando gente que sube más rápido y voy pasando a gente parada doliéndose de los calambres (¿por que será?), voy siguiendo a mi compañero que me ha sacado unos metros al inicio del puerto hasta "la Huesera" ahí ya no le veo, "hay mucha niebla" je je je; y poco a poco voy hacia arriba (tal vez sea mejor no ver lo que te espera) ahora si que empiezo a pasar gente montada, y eso que voy a 6, 7 km/h (también paso a muchos que van andando o están parados), toda la gente que baja te va animando y entre las voces oigo alguna conocida de la sociedad, pero no acierto a ponerle cara. Una vez pasada la zona de descanso tras la huesera se abre la niebla y se puede disfrutar del paisaje (impresionante los picos nevados sobre los lagos), la gente te va animando diciendo que ya no queda nada, pero eso me lo habían dicho también en el km 1 de puerto así que no estaba yo muy seguro. Al fin llegamos a los lagos y podemos respirar tranquilos, subimos el ultimo repecho y terminada la prueba. Mi compañero ya esta en el avituallamiento esperándome, me ha sacado tres minutos que me recordará por mucho tiempo, pero la verdad no me importa demasiado.
Comemos un poco, nos sacamos las fotos de rigor y bajamos comentando la jugada (Dandy nos encontramos con un chico de Vitoria que te conoce del foro MTB, creo que no en persona). Comentamos qué habrá sido del cuñado, no le hemos visto arriba ni nos le hemos cruzado en la bajada. Pensamos que tal vez se haya parado abajo, 200km son pocos para tanta cuesta. Pero sorpresa, llegamos a la Santina, donde espera la familia y nos le encontramos allí, ya cambiado y esperándonos, nos ha sacado algo más de un cuarto de hora. Impresionante! Luego hablando con él nos comentó que había hecho la QH algún año con unos 400 km, otro año con poquitos más y siempre la había terminado, sufriendo, pero terminada al fin y al cabo. Después de lo de hoy, me lo creo."

P.D. Enhorabuena Oskar un objetivo más de la temporada cumplido.

1 comentario:

Jordi dijo...

Yo también hice la Clásica y menos la lluvia que molestó un poco, por lo demás estuvo muy bien, eso que dices que decia la gente, venga que solo queda 1 km y anda que no quedaba trozo.Y habia un tipo que subia y les decia a los que bajaban, venga que solo os queda 5 kms y estais abajo,jejeje

Hasta la próxima Clásica ;)