14 noviembre, 2016

SEGUIMOS

Seguimos sumando, aunque las semanas se van complicando hay que intentar buscar un hueco para el deporte. La semana comienza bien, el martes, 12 km. corriendo en los que me encuentro cómodo y pillo alguna corona de esas del Strava, harto difícil para mí cuando voy en bici, esas están bastante más caras. Transcurren los días y no es hasta el sábado cuando vuelvo a coger la bicicleta, 15 días desde la última vez, el cuerpo lo nota pero como tengo poco tiempo y muchas ganas salgo con la grupetta y, lo que iba a ser una salida tranquila y darme la vuelta a medio camino, acaba siendo un no parar de tirar del grupo acabando la típica vuelta invernal de Eguino rozando los 32 de media y los 100 km a la llegada a Vitoria, o sea, un calentón en toda regla, por lo menos para mí. 
Con mi amigo Iker
Le debía una a Jorge por acompañarme el día anterior en la vuelta a casa desde Salvatierra así que me animé a sufrir un rato el domingo y salí a hacer con el su entrenamiento de correr a pie. Ya se sabe que ir con alguien de más nivel que tú acaba dándote un plus más tarde, y así debe ser, pero el caso es que a mí me tocó sudarlo de lo lindo y eso que me escaqueé de las series, lo mío fue una serie continuada de 12 km por Zabalgana. Cómo se nota que suelo salir a correr en solitario y no estoy avituado a salir de mi zona de confort... Un madrugón de running de calidad bajo el xirimiri, sería el mejor resumen del domingo.
En esta época el número de salidas a entrenar se convierte en toda una Lotería, sobre todo por la climatología así que veremos que ocurre la semana que viene.
#nadieentrena
#strava
#amigos&bici&run